Una conversación con Philippe Bober, productor de ‘SUZHOU RIVER’

«SUZHOU RIVER no es solo una de las películas más icónicas de Lou Ye, sino también una obra maestra moderna en el cine independiente chino. La película marca un hito personal fundamental para Lou Ye, y para la Sexta Generación de directores que representa, con su exploración crítica de los valores individuales y los mundos espirituales de la moderna vida urbana» (Philippe Bober, productor de SUZHOU RIVER)

Entrevista de Wang Mu Yan, febrero de 2022

En primer lugar, ¿cómo entró en contacto con la sexta generación de cineastas chinos?

Philippe Bober (productor de SUZHOU RIVER): Entré en contacto con la Sexta Generación de cineastas chinos a través de un amigo chino que estudiaba cine en Alemania y me enviaba regularmente los VHS de esos cineastas. Lou Ye destacó de inmediato como uno de los directores más prometedores del grupo.

¿Cuál fue su impresión de las películas realizadas por esta nueva generación?

Los cineastas de la Sexta Generación expresan su sensación de pérdida, ansiedad y frustración frente al paisaje urbano de una China que cambia rápidamente en los años 90. Sus películas exploran en profundidad las identidades individuales, adentrándose en la psicología de sus personajes. No alegorizan sus narraciones. En cierto sentido, llevan el cine chino al presente, mostrando la China real, confrontando la realidad social del presente.

¿Cuándo conoció a Lou Ye por primera vez?

En septiembre de 1998 estaba preparando el proyecto del largometraje Purple Butterfly, del que se iba a hacer una presentación en el Festival de Cine de Busán en octubre y yo quería participar en este proyecto como coproductor. Viajé a Beijing por primera vez, y en la sala de montaje, descubrí las primeras imágenes de su otro proyecto más reciente, filmado en secreto en Shanghái, que aún no estaba terminado y carecía de financiación para la posproducción: era el proyecto de SUZHOU RIVER.

Vi el comienzo de la película, con las tomas del río cámara en mano, e inmediatamente me uní como productor para completar el resto de la película. Junto con Lou Ye, montamos un tráiler de 15 minutos que se presentó en el Festival de Cine de Busan en lugar de Purple Butterfly. El fondo Hubert Bals del Festival de Cine de Róterdam y el Festival de Cine de Göteborg eligieron SUZHOU RIVER poco después.

¿Qué es lo que le atrajo de ese proyecto?

Parte del material estaba filmado en un estilo documental, lo que daba al conjunto un aire de inmediatez. Hoy no es tan inusual, pero en aquel contexto era muy raro. Nos mostró ciertos aspectos de su país que no conocíamos antes. Combinado con una historia que claramente procede del cine occidental.

Además, Lou Ye tiene una visión única, no tiene miedo de elegir a actores desconocidos como protagonistas y siempre ha tenido éxito en convertirlos en superestrellas a la primera. Jia Hongsheng, que había crecido en el teatro, no es un típico actor de cine. Pero a Lou Ye le conmovió profundamente su encanto espiritual y natural e insistió en convertir a ese amigo de su círculo artístico en el protagonista. Pero Zhou Xun era una desconocida que no había hecho nada, y conoció a Lou Ye en una fiesta en un bar de Shanghái. Su belleza, inocencia e inteligente personalidad lo impresionaron. Lou Ye vio su potencial y se atrevió a acercarse a ella. Después de ser la protagonista de SUZHOU RIVER, Zhou Xun se hizo muy famosa e incluso saltó a la escena internacional.

¿Cómo trabajaron juntos en la película, entre Alemania y China?

En diciembre de 1998, el montaje de la primera parte se trasladó a Berlín. Con el material ya disponible, Lou Ye, Han Jianwei y yo trabajamos en el guion de la segunda parte del rodaje. El narrador, la cronología distorsionada y la conversión de Moudan y Meimei en dos personajes femeninos distintos surgió durante esa fase. Además, se montó un tráiler de 40 minutos que presenté en el CineMart de Róterdam en enero de 1999. La financiación quedó oficialmente asegurada gracias a las preventas y finalmente se reanudó el rodaje.

¿El ir y venir entre China y Alemania era secreto?

Sí. Después el material se envió des- de China a Berlín, igual que la primera vez. El montaje se completó después de seis meses de trabajo (con el apoyo de los consultores de guiones Franz Rodenkirchen y Brock Norman Brock). Jörg Lemberg, de la Academia de Cine de Ludwigsburg, compuso la música para SUZHOU RIVER después de que contactara con él la productora asociada Susanne Marian. Los productores también consiguieron la colaboración de una editora musical que aportó apoyo financiero.

La película se mezcló en Beijing en otoño de 1999 y luego se llevó por rutas clandestinas a Berlín, donde se completó la primera copia en enero de 2000. Poco después, SUZHOU RIVER celebró su estreno mundial en Róterdam y ganó el prestigioso premio Tiger.

En su opinión, ¿qué diferencia a Lou Ye de otros directores de su generación?

Insiste en participar en todo el proceso de sus creaciones experimentales. Siempre está pensando, revisando y buscando inspiración. Su narración subjetiva crea una historia conmovedora sobre personas normales, pero extraordinarias, de las clases media y baja en una metrópolis encantadora, Shanghái. Su lenguaje cinematográfico creativo y experimental intenta encontrar la mejor forma de presentar una historia de la manera menos convencional. Lou Ye no se perdió, a pesar de la inquietud de la época. Estaba decidido a tomar un camino diferente. La expresión de libertad y originalidad se ha convertido en su filosofía desde que comenzó a filmar, y SUZHOU RIVER nació con ese espíritu. La frase de la película “mi cámara no miente”, que se dice en primera persona desde el punto de vista del narrador, ejemplifica la búsqueda de una estética realista por parte de toda la nueva generación de directores.

A pesar de su éxito mundial, SUZHOU RIVER no se proyectó en su país natal. Lou Ye fue castigado con una prohibición de dos años por permitir que su película se exhibiera en Róterdam sin la autorización de los censores cinematográficos chinos. Y a pesar de ello, SUZHOU RIVER es probablemente la película más vendida en el mercado chino pirata de DVD. El propio Lou Ye tiene como ocho ediciones piratas diferentes.

¿Qué papel juega hoy SUZHOU RIVER en la filmografía de Lou Ye?

SUZHOU RIVER no es solo una de las películas más icónicas de Lou Ye, sino también una obra maestra moderna en el cine independiente chino. La película marca un hito personal fundamental para Lou Ye, y para la Sexta Generación de directores que representa, con su exploración crítica de los valores individuales y los mundos espirituales de la moderna vida urbana.

¿Y qué papel juega SUZHOU RIVER en su carrera como productor?

Es la primera película en la que participé creativamente, en el guion y en el montaje, y también en la escritura de la voz en off, que es clave en la película. Antes de eso, había tenido conversaciones con directores, como Lars von Trier o Roy Andersson, pero nunca había podido saber si mi opinión se había tomado en cuenta o no, con la excepción, quizá, de El reino (Lars Von Trier).

Otras noticias

    «Para Nuestro día partí de los dos actores, Ki Joobong y Kim Minhee. No podría decir conscientemente por qué, pero los elegí desde el primer momento. Primero fue Ki Joobong, que me había enviado una foto que aún guardo en ...
    El cine de Hong Sangsoo ya formaba parte de mi vida como investigadora y profesora de cine, pero siempre me ha acompañado también de una manera muy íntima, lo que pronto reverberó en mi creación artística. Cuando vi La mujer ...