Un encuentro con Hong Sangsoo y Kim Minhee

“Primero decidí que trabajaría con Kim Minhee y que sería la protagonista, y luego decidí incorporar a Lee Hyeyeong, con quien había trabajado en mi anterior película (Delante de ti). Cuando elijo a alguien, aunque sea un actor o actriz con los que ya he trabajado antes, el día que quedamos para hablar de trabajar juntos, tengo una primera impresión. Y esa impresión detona algo dentro de mí” (Hong Sangsoo).

Hong Sangsoo y Kim Minhee. Rueda de prensa Festival de Berlín, febrero 2022. Foto: © Jens Koch

Hong Sangsoo:

Primero decidí que trabajaría con Kim Minhee y que ella sería la protagonista de la película; luego decidí incorporar a Lee Hyeyeong, con quien había trabajado en mi película anterior (Delante de ti). Disponía de estas dos mujeres y, en los primeros días de preparación de la película, tuve la idea de una novelista que quiere hacer su propia película. Justo después, imaginé qué tipo de película haría pensando en el film que se supone que ella dirigirá. Fue entonces cuando recordé una pieza que había rodado tiempo atrás, quizás dos años antes. A veces llevo mi pequeña cámara allí adonde voy: grabo y monto algo por la noche, con música. Tengo algunas piezas así. Pensé en esa pieza, que se había rodado en un entorno natural, sin guion, sin ninguna idea premeditada que expresar. Creí que podía comparar esas imágenes con los actores de la película y el guion que les di. Aunque procuramos, y yo intenté, que actuaran lo más naturalmente posible, sentía curiosidad por ver las diferencias entre aquella pieza que había rodado y la película que iba a rodar a partir de un guion. No sabía si habría alguna diferencia que pudiéramos percibir. Pero era una de las ideas que tenía en mente en la preparación de la película.

Kim Minhee:

Cuando estás delante de una cámara, estás tensa y nerviosa. Mi tarea es enfrentarme a eso, a los nervios y la tensión, y no es nada fácil, es complicado. Hay momentos en que te sobrepones rápidamente, pero otros en los que tienes problemas y tienes la sensación de que todo se irá al garete.

En lo que se refiere a mi personalidad, normalmente me siento tensa en mi día a día, pero cuando estoy delante de la cámara, cuando actúo, ya no soy yo misma, tengo una sensación de liberación. No es siempre así, claro, depende de la situación. Pero cuando actúo me siento liberada, porque no me enfrento a los demás siendo yo misma. Delante de la cámara actúo de manera natural.

Hong Sangsoo:

Creo que uso el control y el accidente, ambas cosas, cuando hago una película. Sobre el reparto diría que, cuando ruedo, es lo más importante. Cuando elijo a alguien, aunque sea un actor o actriz con los que ya he trabajado antes, el día que quedamos para hablar de trabajar juntos tengo una primera impresión. Y esa impresión detona algo dentro de mí. Durante esa primera reunión con el actor o la actriz, es cuando doy con la idea con la que quiero experimentar en la película. Como ya he dicho antes, en este caso es una novelista que quiere dirigir su propia película. Vi a Lee Hyeyoung y decidí que así sería. No puedo explicarlo; pero lo que sí puedo decir es que lo más importante es ver a esa persona, recibir una impresión y que eso detone algo que reavive mi imaginación, me dé una idea. Y luego llevarla a cabo, por supuesto.

Otras noticias

    Con motivo de la retrospectiva integral dedicada a su trabajo en 1996, la Cinemateca Portuguesa dio carta blanca a Paulo Rocha para programar sus cintas favoritas. El cineasta hizo entonces una exquisita selección de películas dirigidas por algunos de los mejores ...
    Paulo Rocha, Furadouro, julio de 1993. A Grande Ilusão, nº 15-16, abril, 1994. Publicado en Paulo Rocha. O Rio do Ouro, Cinemateca Portuguesa – Museu do Cinema, Lisboa, 1996. Traducido del portugués por Francisco Algarín Navarro en revista Lumière.
    Un texto de Paulo Rocha publicado originalmente en la revista portuguesa O Tempo e o Modo, nº 27, 1965. Publicado en Paulo Rocha. O Rio do Ouro, Cinemateca Portuguesa – Museu do Cinema, Lisboa, 1996. Traducido del portugués por Francisco Algarín Navarro ...