El cuaderno fotográfico de rodaje de ‘La sangre’

Cuando estaba preparando lo que sería su ópera prima, LA SANGRE, Pedro Costa hizo un recorrido por toda ciudad de Lisboa para buscar las localizaciones y encontrar el universo visual de la película. Con la ayuda de su amigo, el fotógrafo Paulo Nozolino, tomaron fotos que luego le sirvieron de inspiración en el rodaje.

Las referencias visuales tienen, en LA SANGRE, ese potencial para despertar la imaginación y modificar la idea inicial del realizador.

Consulta todos los materiales del proceso creativo de la película en insidecinema.org/o-sangue

Pedro Costa, Inside Cinema

LA SANGRE se rodó entre octubre y diciembre de 1987, en algunas zonas de Barreiro, Vale de Santarém, Valada do Ribatejo (Cartaxo) y en el centro de Lisboa. Como primera película, Pedro Costa recuerda este rodaje como una experiencia muy difícil, agravada por el mal tiempo y la dificultad de rodar en exteriores por la noche, con una película en blanco y negro, forzada al límite estético de la visibilidad.

Observando las imágenes, destaca una atmósfera de aislamiento, que se muestra en espacios suburbanos y zonas industriales. Sin embargo, las fotografías de los espacios del centro de la ciudad -los accesos a los edificios, los almacenes de Grandela, los restaurantes- ya tienen otra vida y claridad. En este contraste se reflejan los dos mundos de la historia: el de los jóvenes (Nino, Vicente y Clara) y el de los adultos (los acreedores y el tío).

Las localizaciones fueron encontradas unos meses antes, en el período de preproducción, a través de un trabajo de búsqueda del propio Pedro Costa y del fotógrafo Paulo Nozolino (Portugal, 1955), amigo del director. Habiendo servido sobre todo para encontrar un ambiente, una atmósfera, espacios alrededor de los cuales Pedro pretendía filmar sus escenas. Inmediatamente, podemos ver el globo terráqueo donde, a través de Vicente, Nino recibirá la noticia de que su padre no volverá; las lápidas de la escena del cementerio; el restaurante Império de Lisboa donde se rodó la escena de la cena entre el tío, Nino y Pedro; o las zonas próximas a la estación de autobuses donde se desarrolla la escena inaugural de la película entre Vicente y su padre. Posteriormente, el universo fotográfico de Paulo Nozolino se verá influido por esta experiencia en el cine, es decir, en su preferencia por los espacios oscuros, suburbanos y semidesérticos.

Sin duda, las referencias visuales tienen, en LA SANGRE, ese potencial para despertar la imaginación y modificar la idea inicial del realizador.


Consulta el texto completo así como el resto de materiales del proceso creativo de la película en insidecinema.org/o-sangue

  • Fotografía de Pedro Costa

  • Fotografía de Pedro Costa

  • Fotografía de Pedro Costa

  • Fotografía de Paulo Nozolino

  • Fotografía de Pedro Costa

  • Fotografía de Paulo Nozolino

  • Fotografía de Pedro Costa

  • “¿Qué has estado escribiendo?” | Fotografía de Pedro Costa

  • Fotografía de Pedro Costa

  • "Un sueño que tuve" | Fotografía de Pedro Costa

  • “Que se mancharon las manos de sangre” | Fotografía de Pedro Costa

  • Fotografía de Paulo Nozolino

  • Fotografía de Paulo Nozolino

  • Fotografía de Pedro Costa

  • Fotografía de Pedro Costa

Otras noticias

    «Para Nuestro día partí de los dos actores, Ki Joobong y Kim Minhee. No podría decir conscientemente por qué, pero los elegí desde el primer momento. Primero fue Ki Joobong, que me había enviado una foto que aún guardo en ...
    El cine de Hong Sangsoo ya formaba parte de mi vida como investigadora y profesora de cine, pero siempre me ha acompañado también de una manera muy íntima, lo que pronto reverberó en mi creación artística. Cuando vi La mujer ...